Anchorage

Costo de remoción de árboles descompuestos en campamentos estatales podría exceder los $1M

ANCHORAGE, Alaska (AP) – La eliminación de abetos infestados de escarabajos en los campamentos estatales en el distrito de Matanuska-Susitna para evitar que se caigan y dañar a los campistas podría costar más de $ 1 millón, según los funcionarios de los parques estatales.

El superintendente de parques del área, Stuart Leidner, dijo que el personal de la División de Silvicultura hizo una estimación inicial de $ 1.2 millones para que las cuadrillas forestales usen herramientas manuales para eliminar los árboles peligrosos que se encuentran alrededor de los campamentos y cabañas, informó KTVA-TV.

Los oficiales de parques anunciaron la semana pasada que Byers Lake Campground en el Parque Estatal Denali y South Rolly Campground en el Área Recreativa Estatal de Nancy Lake permanecerían cerradas durante el verano y posiblemente en el próximo año para la remoción de árboles.

Leidner dijo que no es seguro tener personas en tiendas de campaña o vehículos recreativos cerca de los árboles imponentes muertos por escarabajos de corteza de abeto.

“Si hay un evento de viento o cualquier otra situación en la que esos árboles estén cayendo, simplemente estamos incrementando el riesgo para la población”, dijo Leidner.

Cada campamento cuenta con más de 60 sitios. Mantenerlos vacíos significa una pérdida estimada en honorarios de $ 150,000. “Nuestro objetivo es abrirlos lo más rápido posible”, dijo Leidner. “Pero realmente tenemos la seguridad pública en mente primero”.

El estado trajo especialistas para comenzar a sacar árboles en South Rolly, lo que podría hacer que las áreas estén abiertas para el uso diario.

“Aún queremos permitir que la gente llegue al lago, pero no podemos tener esa situación de campamento en curso simplemente porque estamos considerando 160 acres (647,500 metros cuadrados) que debemos abordar”, dijo Leidner.

El estado espera pagar por el trabajo con los fondos del Servicio Forestal de los Estados Unidos, que no han sido asegurados. El estado no puede permitir que el público corte árboles para leña debido a problemas de responsabilidad, dijo Leidner.